De algunas preguntas que nos rondan y de su arte

En un post anterior hablábamos de quién elabora las primeras preguntas en un proceso participativo. Hoy continuamos hablando de preguntas y del arte que implica formularlas y responderla.

A finales de marzo participamos en el Encuentro del proyecto QUEIRON “Evaluar la Educación para el Desarrollo. Aprendiendo de nuestras experiencias”. Organizado por la Fundación Albihar con la asesoría de PERIFERIA nos reunimos en Sevilla casi treinta personas y nos aproximamos y reflexionamos primero sobre “Una mirada al otro lado del espejo: pasos metodológicos para medir el impacto de nuestro trabajo socio-educativo”, con Adélie Miguel Sierra, en el marco del contexto europeo en evaluación de ED. Continuamos con Mª Luz Ortega Carpio acerca de “Qué evaluar y para qué” y avanzamos con “Las políticas de evaluación. La evaluación de la estrategia de Educación para el Desarrollo de la AECID” de la mano de José Manuel Argiles Martín. Claudia Usuga Rodríguez nos habló de “Aprendiendo y construyendo conocimientos a partir de nuestras experiencias” desde la experiencia de CIC BATA sobre la sistematización de experiencias desde el enfoque de Educación Popular. A Iniciativas de Cooperación y Desarrollo nos invitaron para presentar “Una mirada a nuestras prácticas desde las Dimensiones de la Educación para el Desarrollo y la Educación para la Ciudadanía Global

La jornada terminó con la presentación de los avances de la investigación sobre la Evaluación en Educación para el desarrollo que están impulsando Mª Paz Torres Martín de Rosales y Mª Dolores Ochoa Rodríguez de la Fundación Albihar y PERIFERIA respectivamente.

De lo compartido, queremos recuperar ahora una sugerente pregunta que Adélie Miguel planteaba al inicio:

¿Para qué sirve lo que hago?

Nos invitaba a ver en la evaluación no sólo lo que hacemos sino el cambio que está detrás del proceso; evaluar para ayudar a mejorar nuestro trabajo y para ayudar a generar el cambio que buscamos. Se trata pues de echar una doble mirada al cambio.
Nos resuena mucho desde el trabajo que venimos impulsando. Esta mirada nos acompaña.

Otra mirada que también nos acompaña y de la que bebemos es la del enfoque sistémico. En octubre participábamos en un curso de Katia del Rivero Vargas organizado por emana sobre Gestión sistémica del talento. Muchas, muchísimas fueron las preguntas compartidas en torno a:

­- ¿Qué o quién falta en este sistema?
­- ¿Qué o quién está fuera de lugar?
­- ¿Qué o quién necesita estar o ser reconocido/a?

Sí, ahí están, los tres principios sistémicos (completud o pertenencia; organización u orden; balance dinámico o equilibrio entre tomar y dar) que tiene un sistema para desarrollarse de manera “saludable”. A estos tres añadía Katia un cuarto principio: los ciclos, la temporalidad de los sistemas. Y sobre los ciclos, nos decía, podemos preguntarnos:

­- ¿Qué necesita morir para que “esto” nazca?
­- ¿De qué o quiénes tenemos que despedirnos para seguir?

Especialmente jugosa en preguntas es su propuesta de entrevista sistémica que organiza en torno a cinco momentos que, como ella nos confirmaba, muchas veces se solapan, en la fluidez y la flexibilidad de un diálogo sistémico:

1. Identificar el tema a trabajar: una frase de cuatro o cinco palabras que explique qué quiere alcanzar, qué quiere que sea diferente.
2. Identificar los elementos y sistemas que están vinculados en esta situación (configuración).
3. Cuál es o dónde está el patrón que prevalece, cuál es la dinámica que está presente, lo sistémico que se repite (identificar la dinámica oculta).
4. Relacionar el patrón con el tema: ¿de qué te has dado cuenta?
5. La intervención sistémica, si es necesario. Dando fuerza de vida.

En otro orden de cosas, leíamos en la versión impresa del periódico Diagonal, “El cuerpo como espacio de disidencia” de Lucrecia Masson. También ella aborda el tema desde las preguntas. Aquí os compartimos algunas de ellas:

­ – ¿Es posible pensar en el cuerpo como un espacio de disidencia?
­ – ¿Podemos pensar en una historia colectiva de nuestros cuerpos?
­ – ¿Cuáles son los dispositivos que producen corporalidades inapropiadas?
­ – ¿Bajo qué mecanismos se construye el cuerpo normal?
­ – ¿Podemos plantearnos mecanismos para crear nuevos modos de producir cuerpos, de producir deseos, de producir bellezas?
­ – ¿Y qué herramientas nos damos para hacer de nuestras vidas un espacio más habitable y feliz?

El arte de la pregunta que cuestiona y genera, que ayuda a florecer, a generar cambio.
Y ante esto no estamos solxs. El contexto de crisis sistémica que vivimos nos lleva, profesional y personalmente (a veces tan de la mano), a mirarnos y mirar el entorno de otras maneras. Superar inercias en las que estábamos y que no nos vienen sirviendo supone darnos cuenta de que estamos en ellas e “inventar” cómo salir de ahí. Esto nos puede resonar para la evaluación en Educación para el Desarrollo; para generar prácticas transformadoras; para lograr y desarrollar una mirada y actitud cada vez más sistémicas; para mirar nuestro cuerpo y los modelos del mismo, de vida, de trabajo, de relaciones… normativizados que se imponen. Y en ese sentido, una familia de preguntas que nos rondan:

¿Cómo nos vinculamos con otras personas facilitadoras de procesos de cambio?

¿Cómo nos vinculamos con personas y colectivos que miran y viven sus relaciones afectivas, sus deseos y búsquedas en la periferia de “lo normativo”?

¿Cómo nos vinculamos con agentes sociales que crean alternativas reales humanas y humanizadoras?

¿Cómo nos vinculamos desde el conocimiento, desde los afectos, desde el humor?

¿Cómo nos vinculamos con quienes apuestan por cuidar procesos, redes, alianzas…?

¿Qué co-creamos?

Alimentacción: una nueva experiencia de sistematización

576780_434862383264805_1745446743_nTal y como sabéis, en Iniciativas de Cooperación y Desarrollo estamos convencidos y convencidas que es posible aprender desde la práctica e incluso llegar a elaborar nueva teoría a través de procesos participativos, con la gente implicada.

Nos encontramos con un nuevo desafío. Esta vez junto a las personas de VSF Justicia Alimentaria Global. Les estamos facilitando el proceso de Sistematización del Programa Alimentacción Red de Escuelas por un mundo rural vivo, apoyado por la AECID. La semana pasada tuvimos el primer taller en el que identificamos el Objetivo, el Objeto y el Eje del proceso. También recuperamos la historia desde el año 2010 al 2014 a través de los momentos más significativos y elaboramos la Guía de Preguntas Críticas que hemos empezado a responder.

IMG_20140307_104207Nos toca seguir avanzando en la Sistematización y en unas semanas nos acercaremos a algunos centros educativos de Andalucía, Balears, Cantabria, Castilla La Mancha y Euskadi, con diferentes sujetos involucrados en el Programa. De esta manera, vamos a continuar poniendo en diálogo las voces y saberes diferentes que han participado en Alimentacción.

Un nuevo reto que nos ilusiona y que muestra que la Sistematización tiene interés como un método de investigación CON la gente y PARA la gente. Os seguiremos compartiendo el proceso.

Las primeras preguntas en un proceso participativo

2014-02-25 17.07.35Hace unos días reflexionábamos con un equipo sobre cómo llevar a cabo un proceso participativo. Hoy nos gustaría compartir una breve reflexión al respecto.

Sin duda hay muchas cuestiones y personas a tener en cuenta cuando hablamos de participación. Pero hay una que, desde nuestro punto de vista, es fundamental y a la que no se suele prestar mucha atención ante la rapidez del día a día.

¿Quién identifica cuáles van a ser las primeras preguntas? ¿Quién elabora esas preguntas importantes que nos hacemos en una organización y que van a orientar todo el proceso participativo? Está claro que es importante plantearnos quiénes y cómo van a responder a dichas preguntas. Sin embargo, algo tan importante y tan sencillo como identificar esas primeras preguntas, ese paso cero, no solemos abrirlo a la participación.

Solemos ir con esas preguntas elaboradas, esperando que el resto se sume a nuestra iniciativa y que, además, se identifique con ellas. La cuestión es cómo una organización que desea llevar a cabo un proceso participativo, está dispuesta a poner en diálogo los saberes y experiencias diferentes para construir desde los cimientos, desde la base, un proceso plural y con aportes diversos.

Esas primeras preguntas, elaboradas entre diferentes, permite enriquecer el proceso desde el inicio, permite que las personas involucradas se identifiquen desde el primer paso y contribuye, además de a empodererarse, a que se impliquen en los pasos posteriores.

Es realmente algo sencillo de llevar a cabo, que no supone un gran esfuerzo. Y de lo que puede depender todo el proceso posterior.

Formaciones de SETEM Hego Haizea

Setem Estrategias 2013-2014Setem Gasteiz 2013-2014Al igual que en los últimos años, hemos vuelto a participar en las formaciones que lleva a cabo Setem Hego Haizea. Tanto en la de “Estrategias para la Cooperación al Desarrollo” (en Gasteiz) como en la de “La realidad de los pueblos del Sur” (en Bilbao, Donostia y Gasteiz). El módulo que facilitamos es sobre Educación para el Desarrollo, en el que planteamos qué es y cuáles son los desafíos de una propuesta educativa crítica y transformadora. Algo que, evidentemente, no tiene que ver sólo con el Sur, ni sólo con el Norte.

Desde hace tiempo vamos descubriendo que, el modelo dominante actual, nos afecta a las personas y pueblos de todo el planeta. A cada realidad de una manera específica, pero lo hace con las mismas estrategias.

Así es que, en estas formaciones, planteamos cómo podemos imaginar y llevar a cabo movimientos y experiencias organizadas, arriba y abajo, en los Nortes y en los Sures, de resistencias y alternativas a dicho modelo dominante.

En diciembre participamos en el III Encuentro de Experiencias Transformadoras en Barcelona. Ahí constatamos cuántas experiencias diversas se están llevando a cabo en lugares diferentes. Experiencias y personas que van tejiendo lazos de complicidad, con una visión que va más allá de la realidad local. Visiones locales que, sin embargo, se mezclan con otras del planeta y que trabajan para construir alternativas al modelo neoliberal.

A la gente que participó en estas formaciones de Setem Hego Haizea también les compartimos estas experiencias de vida y esperanza. Experiencias reales que toman forma en el día a día.Setem Donostia 2013-2014

Alumnado de Trabajo Social de la UPV-EHU: descubriendo otras formas de investigar

En diciembre facilitamos un taller de formación al profesorado de Trabajo Social y Magisterio de la UPV-EHU sobre las posibilidades que ofrece el método de la Sistematización y su utilidad para, entre otras cosas, el Trabajo de Fin de Grado (TFG) Hace unos días hacíamos un nuevo taller con el alumnado de Trabajo Social.

Desde nuestro punto de vista ha sido una buena idea formar al profesorado y al alumnado para que juntos y juntas puedan identificar las potencialidades que tiene la Sistematización, tanto en el ámbito del Trabajo Social como en el de la Educación.

En la entrada del 20 de diciembre os compartíamos algunas reflexiones sobre esta cuestión y seguimos pensando que es un desafío para el Trabajo Social y para la Educación la investigación “de otra manera”… Una investigación que se realice desde una metodología participativa, en la que las personas con las que llevamos a cabo nuestros trabajos no sean “objeto de investigación” sino “sujetos”, donde los procesos de investigación puedan ser parte de procesos más amplios de transformación social y que puedan aportar al empoderamiento de las personas.

Hay experiencias muy interesantes en este sentido que merecen la pena conocer, ya que nos pueden motivar y ayudar a atrevernos a experimentar con la Sistematización. Nuestra experiencia es que este método puede ayudar a las personas, organizaciones e instituciones a investigar desde otras claves más enriquecedoras y transformadoras.

Además de plantear estas cuestiones, también trabajamos con el alumnado un posible itinerario que les permitiera poner en práctica un proceso de Sistematización. Y, claro, también contrastamos sus dudas e ideas sobre cómo se puede enfocar el TFG con este método. Tanto el taller que realizamos en castellano, como el que realizamos en euskera nos resultó muy interesante. Y les queremos agradecer a esta gente sus aportes, dudas, debates… ya que nos ayudan mucho para ver cómo podemos ir avanzando en este desafío: incorporar la Sistematización de experiencias en Trabajo Social y en Educación como un método de investigación CON la gente. Y es que estamos seguros y seguras que es posible. Ha sido un placer.

20140128-120856.jpg

20140128-120906.jpg

¿Se puede investigar de otra manera?

Ideas 4Hace unas semanas dimos una formación sobre Sistematización de experiencias a profesores y profesoras de Trabajo Social y Magisterio de la Universidad del País Vasco-Euskal Herriko Unibertsitatea. Toda una experiencia… Debatir e imaginar nuevas posibilidades de investigación, abrirnos a nuevos posibles. Y mostrando que la Sistematización, tal y como la entendemos, puede ser un método a tener en cuenta.

 Nos quedamos con ganas de profundizar más en las posibilidades que ofrece este método. El debate quedó abierto, sintiendo que es una oportunidad y que deberíamos buscar nuevos espacios para continuar. Tenemos la sensación de que hemos dado un primer paso de un caminar que nos puede llevar lejos.

 ¿Es posible incorporar la Sistematización al Trabajo Fin de Grado (TFG)? ¿Es posible sistematizar las prácticas que realiza el alumnado de la Universidad? ¿Es posible investigar a través de la Sistematización nuestras prácticas profesionales?

 Sin duda… Sí. Y lo decimos convencidos y convencidas. Sin embargo, desde nuestro punto de vista, una persona no puede sistematizar sola. Necesita de otras y otros que hayan participado de la experiencia a sistematizar. Se necesita poner en diálogo las diferentes subjetividades, maneras de mirar la realidad, de interpretarla, de actuar sobre ella… Es un proceso de participación que rompe con la imagen del experto o experta para dar paso a la valoración de los diferentes saberes que se encuentran en la sociedad.

 Así pues, el alumnado que desea avanzar en otra manera de investigar a través de la sistematización, puede generar espacios de construcción colectiva entre las y los diferentes sujetos que participan de su práctica. Así, junto a estas personas lleva a cabo la sistematización que, con el permiso y respeto que requiere, puede presentar finalmente en sus trabajos correspondientes.

 Realmente, desde nuestro punto de vista, no supone un mayor trabajo, ni para el alumnado, ni para el profesorado, ni para otros profesionales ni para el resto de sujetos implicados. Dependerá del tiempo y los esfuerzos que se pueden dedicar para dar a la sistematización la dimensión correspondiente. Lo que sí supone es un cambio en la manera de contemplar la investigación y a la gente con la que trabajamos que, de objeto de investigación, deseamos que sean sujetos.

 Todo un reto en el vamos avanzando. Y que nos gustaría poder seguir debatiendo… Si te animas a contarnos y a compartir…

 Abrazos

Ideas 5Ideas 3

El informe de la Evaluación del Global Education Research

page_1_thumb_mediumEl 15 de marzo escribíamos una entrada en el blog en la que os compartíamos el trabajo que estábamos realizando junto al Equipo del “Global Education Research-Revista internacional sobre investigación en Educación Global y para el Desarrollo” Ahora os queremos compartir el Informe Final fruto de este trabajo. Aquí aparece tejida la palabra de cada una y cada uno de los participantes, que le han puesto mucha ilusión, mucha cabeza, mucho corazón…

Desde nuestro punto de vista, este Informe tiene interés tanto desde el punto de vista metodológico como por su contenido. Si bien es una evaluación, también nos atreveríamos a decir que puede ser una “Sistematización Express”.

Ojalá disfrutéis de su lectura. Y nos tenéis dispuestos y dispuestas a compartir cualquier duda, comentario… Salud